En el exilio del Post / Fanzine

En el exilio del Post (2017).
6 años en 16 páginas.

“La vida es demasiado contemporánea” (Cronenberg D. Cosmopolis, 2014), demasiado post. Vivimos en la época de la miopía hacia el futuro, la era de la inmediatez donde no existe el “a largo plazo”. Relaciones instantáneas, deseo sin espera, soluciones rápidas, resultado sin esfuerzo, consumismo brutal. Ingiere ahora, vomita después. La era post todo, en caída libre.

Desde hace 9 años vivo en el exilio del post, primero en Berlin y después en Suecia. Exilio es el abandono forzoso o voluntario de la patria. En mi caso, el abandono de mi nacionalidad por una identidad post moderna, por puro desarraigo.

En el exilio del Post, el desarraigo no es solo geográfico sino también tecnológico. Exiliados económicos, expatriados, emigrantes, inmigrantes, nómadas. Nadie parece encontrar el nombre perfecto que lo defina. Hay una falta de identidad que no se soluciona ni con la vuelta al país de origen. Una incertidumbre crónica. En el exilio del Post solo es necesario un aeropuerto, un dispositivo electrónico (smartphone, tableta, portátil), conexión a internet y un pasaporte.

Este año entro en la cuarta dimensión y sigo en “las trincheras del arte” (Crespo B., 2013). Es hora de volver a casa.

Y te preguntarás. ¿Para qué hacer este ´zine? ¿Por qué? ¿Para quién?
Respuesta: ¡pura catarsis!